25.8.09

GRANJERO BUSCA ESPOSA

LA CADENA televisiva CUATRO, lanza de nuevo otra temporada del programa de dating agrícola, de amor rural, de flirteo campero, "Granjero Busca Esposa". Un programita donde unos aguerridos y curtidos hombres de campo, de vida dura y abnegada a sus animales y hortalizas, buscan una chava, una piba, una mujer, una esposa, en definitiva que les aguante, que se enamore de ellos y de sus hábitos de trabajo y vida.

PUES mi opinión es que muy bonito el programa, muy ídilico el vídeo, pero no se qué tipo de mujer puede optar , querer, aceptar, vivir en un medio rural, a veces sin las comodidades de la ciudad o de un pueblo, entre animales que huelen, entre cacas de animales que huelen, levantándose a las primeras horas del alba y sufriendo todas las penalidades del campo: quemándose al sol, pasando gélido frío y humedad, sin poder ir con tacones por el campo o con minifalda.

LAS explotaciones agrícolas , que yo sepa, necesitan mucha atención casi las 24 horas del día. Y son una fuente constante de ires y venires y de trajines varios. Además los agricultores y ganaderos, raramente, pillan vacaciones, tienen vacas, pero no vacaciones, asi que estas niñatas recauchutadas de ciudad. Estas pájaras las veo yo más para programas del estilo: "Barón busca esposa", o "Marqués busca marquesita".

Y por el interés del dinero tampoco creo que sea, ya que la agricultura y la ganadería, actualmente en españa (desgraciadamente) no da sino para cubrir gastos y poco más; sólo hay que ver lo que pagan en origen por un kilo de patatas y lo que nos cobran en los supermercados, y digo patatas y digo cualquier otro producto. Y si , pongamos por caso, el ganadero o agricultor, por casualidad, vale, tiene pasta, dinero, money, le va mejor que a la gran mayoría...¿creen estas mozas que lo van a gastar en viajes, lujos, joyas...?, ¿en ellas y para ellas?. Generalmente los puebleros rurales son muy agarraos (tacaños), es algo genético (lo se porque Extremadura, Cáceres, es puro campo físico y espiritual, lo más cateto del país). Aquí se mata, se traiciona, se vende a tu propio hermano por unas fanegas, por unas arrobas, o por unos lindes.

YO digo, que si las mismas mozas del pueblo pasan de liarse con esos ganaderos y agricultores, pues señoritas finas de ciudad no las veo yo tampoco con un perfil que pueda encajar. Por lo que se ve, sólo las chicas que los granjeros pretendientes las dejaron un poco a su aire, sin dar golpe en las faenas agroganaderas fueron las que se quedaron...

ESO DE "vivir alejado del mundanal ruido de la ciudad , en pleno campo, en plena naturaleza", tiene trampa, para qué vamos a engañarnos. La naturaleza también huele mal, eh?. Y de tranquilidad tampoco mucha, que hay que comer y vivir y ganarse la plata.


No hay comentarios :