2.10.09

55 DIAS EN PEKIN

Image and video hosting by TinyPic

En la madrugada de hoy, día 2, por La2 repusieron el filme "55 DIAS EN PEKIN", película ambientada en la rebelión/levantamiento 'bóxer' en China a principios del siglo XX, y rodada en el mismísimo Madrid, donde 500 madrileños trataron de aparentar ser chinos.
(Ahora no habría problemas, en cualquier polígono te los encuentras a millares). En ella aparece Charlon Heston y mi adorada Ava Gardner...

Image and video hosting by TinyPic

Resumiendo mucho el levantamiento bóxer fue protagonizado por una especia de ejército irregular, formado por chinos antioccidentales y xenófobos, que luchaban contra la sucesiva y constante presencia e influencia occidental en China. Pura ortodoxia nacionalista, pues. El apelativo de 'boxer' es un anglicismo a la denominación oficial de estos señores "del Puño Recto", ya que la forma de lucha con los puños que practicaban estos guerreros se parecía al bóxeo.
El caso es que de constantes guerras territoriales entre China y Japón, y otras potencias occidentales, el resentimiento hacia occidente creció y tras episodios donde el orgullo chino quedó en cuestión, finalmente unos 50.000 boxers, con la ayuda posteriormente del ejército Chino imperial, cercaron las embajadas de Pekin de varias potencias, y se lió la gorda. Se mató mucho y bien. Al socorro de los asediados llegaron 50.000 soldados de las 8 potencias ofendidas, así como contaron con la ayuda de chinos antiboxers, chinos cristianos...

En un momento dado las autoridades atribuyeron a la lucha de los bóxers, el carácter de levantamiento patriótico, por lo que a la refriega se sumó el ejército imperial que trató de evitar que las tropas de ayuda procedentes del exterior llegaran a Pekin, cosa que no pudieron impedir.
Los bóxers fueron aniquilados todos, así como otros 20.000 civiles y otros tantos del ejército imperial.



Como en todas las guerras, lo peor vino después , cuando las tropas occidentales se apoderaron a sangre y fuego de las pertenencias, la vida y la 'flor' de quien por su camino se topara. El trato más duro provino de los 900 soldados alemanes, a los que el propio Káiser Guillermo II había exhortado el 27 de julio a «hacer que la palabra “alemán” sea recordada en China durante mil años, de manera que ningún chino vuelva a atreverse siquiera a mirar mal a un alemán»,

Fuertes sanciones económicas fueron impuestas a China, así como más presencia militar occidental y ventajas comerciales.

El caso es que me llama la atención mucho este conflicto por varios motivos.
El llamamiento del Kaiser alemán, mencionando mantener el terror alemán durante mil años, me suena bastante a lo del Imperio de los Mil años de Hitler, y también es algo , ya curioso, que ahora somos los occidentales los que estamos ya saturados de chinos y de sus cosas. El pujante comercio chino copa las cuotas asignadass de importaciones en dos días, al menos en España, la comunidad china ha colonizado negocios y sectores en detrimento del comercio nativo, sólo basta con mirar la etiqueta de casi cualquier producto o mercancia y es "made in china", hasta espárragos de china he visto. Tremendo. Ellos se quejaban hace 100 años de la influencia occidental y ahora somos nosotros los que debiéramos protestar (si es que a alguien le molesta) de la influencia china, en este caso comercial. Y que no se tome este artículo como creado desde principios xenófobos, "que tengo un amigo chino".... China ya es una potencia comercial mundial colonizadora, y el gran dragón asiático nos las está devolviendo, pero en plan fino, por agravios ya centenarios.

Qué cosas hay que ver, cómo es la historia, una noria que va dando vueltas y que , en un tiempo, vemos aparecer la misma cesta...

No hay comentarios :